Trucos en fotografía subterránea

Jabier Les

Foto: Jabier Les

A petición de varios usuarios, voy a explicar a lo largo de varios post diversos trucos relacionados con la fotografía espeleológica, el primero de ellos está relacionado con el agua y sus efectos.

foto jabi les

foto jabi les

Muchas veces nos encontraremos con bellas formaciones “goteantes” y otras en las que el agua rompe al precipitarse, pero también hay casos en los que las formaciones ya no gotean, porque están obstruidas o fósiles y para ello tenemos un remedio que es provocar los goteos, que es el truco que usamos muchas veces los fotógrafos para regular el flujo de agua. Lo primero es ubicar la cámara buscando la oscuridad de fondo para que el efecto del goteo o precipitado tenga más relevancia en un primer plano cercano y otras formas no nos hagan perder el interes del primer plano, posteriormente debemos calcular la velocidad de goteo y contar hasta que tengamos claro cuando va a romper la gota. Si no es regular este flujo, usaremos un pulverizador y agua de la cueva (para no meter agentes patogenos contaminantes exteriores) y mojaremos un poco la formación para ir regulando estos flujos de agua. La velocidad de obturación para paralizar una gota debe ser muy alta desde 1/500 hasta 1/4000 de segundo, y con la ayuda de uno o dos flashes laterales y si algún osado se atreve a contraluz conseguiremos con un poco de paciencia el efecto deseado, en este caso una gota a punto de desprenderse.

En el ejemplo siguiente la gota ya está en el aire y se puede decir que es más costoso este efecto, ya que la gota para que tenga esa forma redondeada, caiga dentro del encuadre y encima definida el autor tuvo que realizar casi veinte tomas fotográficas. 

foto. Jabi les

foto. Jabi les

Por último vamos a ver el efecto del movimiento en una gota, que cae precipitándose desde el techo de una cueva. Partimos de la misma situación, debemos buscar un encuadre que tenga el primer plano prioridad absoluta y controlando los tiempos de goteo calcular la velocidad de los precipitados acuosos. En este caso preferí poner un flash a contraluz ya que el efecto suele ser más espectacular y con la ayuda de una céluila fotoeléctrica el trabajo es más fácil. Además puse un segundo flash muy suave de lateral para rellenar un poco la parte frontal. La velocidad en este caso debe ser baja para ver el movimiento del agua así que elegí un 1/8 de segundo. Un aspecto a tener en cuenta es que el goteo puede provocar salpicaduras en la lente de la cámara así que deberemos controlar la cámara y tenerla tapada abriéndola sólo lo imprescindible para evitar que luego nos aparcezcan molestas manchas en la foto resultante.

Jabi Les

foto: Jabi Les


A %d blogueros les gusta esto: